Playa de PEÑARRUBIA

Playa de PEÑARRUBIA
Esta playa situada entre Gijón y el Parque de la Providencia es jurásica. En ella abundan los fósiles, aunque a simple vista sean difíciles de ver. Destacan los braquiópodos, los amonites y los belemnites.
Pertenece al Jurásico Inferior (Lias), probablemente al Toarciense.
Es peligrosa en cuanto a desprendimientos se refiere. En una parte de la playa hay una malla metálica que protege de ciertas caídas de piedras inoportunas, que caían prácticamente cada dos o tres minutos en esa zona.
Este enclave es también nudista aunque cuando visité la playa no había muy pocas personas y vestidas (un pleno día de invierno, por la mañana y nublado casi en su totalidad).













Izquieda: Acantilados de Peñarrubia. Al fondo, la malla que protege de algunos desprendimientos.
Derecha: Un pequeño molde de amonite.













Izquieda: Varios amonites (salvo uno, el resto son moldes).

Derecha: Varios braquiópodos. Probablemente el de la izquierda y el de atrás sean Terebratula sp.












Izquierda: Varios braquiópodos del orden Rhynchonellida (muy abundantes).
Derecha: Pholadomya sp. bastante desgastadas. Se hallaban entre los guijarros.












Izquierda: Pequeñas conchas en la roca.
Derecha: Belemnite (especie de envoltura de antiguos calamares).













Izquierda: Ostreideos. En concreto, se trata de unos Gryphaea arcuata.
Derecha: Abajo: Una placa perteneciente a un porífero fósil (esponja). Más en concretamente, podría tratarse de Stauronema sp. Arriba: Una piedra atravesada por un belemnite.












Izquierda: Galería fósil de un gusano vista mediante una lupa.

Derecha: Cristales de cuarzo bien formados.

MUSEO de ANCLAS

MUSEO de ANCLAS

Este museo al aire libre se situa entre la playa de Salinas y la del Cuerno. Lo hubiera puesto como parte de la entrada de la playa del Cuerno, pero es posible que de esa manera no pudiera ser vista.
En las rocas que afloran en esta parte son muy abundantes las conchas, entre las que destacan las de espiriféridos (braquiópodos) y, en menor medida, de Leptaena rhomboidalis. Aunque también hay algunos fragmentos de crinoideos.












Derecha e izquierda: Varios espiriféridos (braquiópodos).












Arriba: Leptaena rhomboidalis (en el centro de la foto).

Paneles informativos del Devónico de Arnao

Varios paneles sobre el arrecife devónico en Arnao y alrededores. . Creé un blog para los que quieran ver los carteles.
http://panelesdearnao.blogspot.com

Playa de CONEO

Playa de CONEO
Esta playa mitad arenosa, mitad rocosa se halla junto al cabo Peñas, al Este (delimitado por el mismo). Tiene dos caminos de acceso, entre los que discurre un riachuelo que al haber llovido llevaba mucha agua. Llegué allí desde el faro mediante el borde de un campo (unos 100 m.). Después bajé en zig-zag entre un brezal. Al final del todo se complicó el trayecto al tener que descender por unas rocas a cierta altura (un poco peligroso).
Los estratos que posee son del Ordovícico Medio (la formación de las pizarras de Luarca) y se ve el contacto con las cuarcitas de la Formación de Barrios (que componen el Cabo Peñas), cambro-ordovícicas.
En cuanto a fósiles se refiere, me esperaba más al leer en un libro que en esta playa eran relativamente abundantes los graptolitos, los trilobites, los equinodermos y los braquiópodos.
Sólo hallé un belemnite, un tronco fósil y ciertas marcas en las rocas, además de orejas de mar (no fósiles).











Izquierda: Se observa el contacto entre la formación de las pizarras de Luarca y las cuarcitas de Barrios, constituyentes del Cabo Peñas.
Derecha: El "riachuelo", que tras haber llovido llevaba bastante agua, se precipitaba sobre unas rocas formando una cascada en mitad de la playa.




Arriba: Tallo de un cistoideo (una especie de equinodermo). Si alguien piensa que se puede tratar de un belemnite (como me pasó a mí), debo decirle que los belemnites aparecieron en el Carbonífero.







Izquierda y derecha: No sé lo que puede ser. Tienen en torno a un centímetro o dos.





Arriba: Marca circular. No sé qué puede ser, ni siquiera puedo asegurar que se trate de un fósil.


Arriba: Parece ser que se trantan de nódulos.











Izquierda: Supuesto trozo de madera, que resultó ser una porción de pizarra. Además, en el ordovícico, no había árboles todavía.
Derecha: Unas orejas de mar (Haliotis tuberculata). Abundaban en Coneo. No son fósiles.